viernes, 29 de junio de 2012

Sobre los funcionarios

Como hijo de funcionarios, desde pequeño he sido testigo tanto del compromiso con su trabajo de much@s funcionari@s como de las posibilidades de escaqueo que existen, pero creo que merece la pena recuperar el siguiente artículo para romper con la campaña de acoso y derribo que sufren, como si la causa principal de lo que estamos viviendo se debiera a ell@s...

 






FRANCISCO J. BASTIDA, CATEDRÁTICO DE DERECHO CONSTITUCIONAL  

Con el funcionariado está sucediendo lo mismo que con la crisis económica. Las víctimas son presentadas como culpables y los auténticos culpables se valen de su poder para desviar responsabilidades, metiéndoles mano al bolsillo y al horario laboral de quienes inútilmente proclaman su inocencia. Aquí, con el agravante de que al ser unas víctimas selectivas, personas que trabajan para la Administración pública, el resto de la sociedad también las pone en el punto de mira, como parte de la deuda que se le ha venido encima y no como una parte más de quienes sufren la crisis. La bajada salarial y el incremento de jornada de los funcionarios se aplaude de manera inmisericorde, con la satisfecha sonrisa de los gobernantes por ver ratificada su decisión.

Detrás de todo ello hay una ignorancia supina del origen del funcionariado. Se envidia de su status -y por eso se critica- la estabilidad que ofrece en el empleo, lo cual en tiempos de paro y de precariedad laboral es comprensible; pero esta permanencia tiene su razón de ser en la garantía de independencia de la Administración respecto de quien gobierne en cada momento; una garantía que es clave en el Estado de derecho. En coherencia, se establece constitucionalmente la igualdad de acceso a la función pública, conforme al mérito y a la capacidad de los concursantes. La expresión de ganar una plaza «en propiedad» responde a la idea de que al funcionario no se le puede «expropiar» o privar de su empleo público, sino en los casos legalmente previstos y nunca por capricho del político de turno. Cierto que no pocos funcionarios consideran esa «propiedad» en términos patrimoniales y no funcionales y se apoyan en ella para un escaso rendimiento laboral, a veces con el beneplácito sindical; pero esto es corregible mediante la inspección, sin tener que alterar aquella garantía del Estado de derecho.

Los que más contribuyen al desprecio de la profesionalidad del funcionariado son los políticos cuando acceden al poder. Están tan acostumbrados a medrar en el partido a base de lealtades y sumisiones personales, que cuando llegan a gobernar no se fían de los funcionarios que se encuentran. Con frecuencia los ven como un obstáculo a sus decisiones, como burócratas que ponen objeciones y controles legales a quienes piensan que no deberían tener límites por ser representantes de la soberanía popular. En caso de conflicto, la lealtad del funcionario a la ley y a su función pública llega a interpretarse por el gobernante como una deslealtad personal hacia él e incluso como una oculta estrategia al servicio de la oposición. Para evitar tal escollo han surgido, cada vez en mayor número, los cargos de confianza al margen de la Administración y de sus tablas salariales; también se ha provocado una hipertrofia de cargos de libre designación entre funcionarios, lo que ha suscitado entre éstos un interés en alinearse políticamente para acceder a puestos relevantes, que luego tendrán como premio una consolidación del complemento salarial de alto cargo. El deseo de crear un funcionariado afín ha conducido a la intromisión directa o indirecta de los gobernantes en procesos de selección de funcionarios, influyendo en la convocatoria de plazas, la definición de sus perfiles y temarios e incluso en la composición de los tribunales. Este modo clientelar de entender la Administración, en sí mismo una corrupción, tiene mucho que ver con la corrupción económico-política conocida y con el fallo en los controles para atajarla.

Estos gobernantes de todos los colores políticos, pero sobre todo los que se tildan de liberales, son los que, tras la perversión causada por ellos mismos en la función pública, arremeten contra la tropa funcionarial, sea personal sanitario, docente o puramente administrativo. Si la crisis es general, no es comprensible que se rebaje el sueldo sólo a los funcionarios y, si lo que se quiere es gravar a los que tienen un empleo, debería ser una medida general para todos los que perciben rentas por el trabajo sean de fuente pública o privada. Con todo, lo más sangrante no es el recorte económico en el salario del funcionario, sino el insulto personal a su dignidad. Pretender que trabaje media hora más al día no resuelve ningún problema básico ni ahorra puestos de trabajo, pero sirve para señalarle como persona poco productiva. Reducir los llamados «moscosos» o días de libre disposición -que nacieron en parte como un complemento salarial en especie ante la pérdida de poder adquisitivo- no alivia en nada a la Administración, ya que jamás se ha contratado a una persona para sustituir a quien disfruta de esos días, pues se reparte el trabajo entre los compañeros. La medida sólo sirve para crispar y desmotivar a un personal que, además de ver cómo se le rebaja su sueldo, tiene que soportar que los gobernantes lo estigmaticen como una carga para salir de la crisis. Pura demagogia para dividir a los paganos. En contraste, los políticos en el poder no renuncian a sus asesores ni a ninguno de sus generosos y múltiples emolumentos y prebendas, que en la mayoría de los casos jamás tendrían ni en la Administración ni en la empresa privada si sólo se valorasen su mérito y capacidad. Y lo grave es que no hay propósito de enmienda. No se engañen, la crisis no ha corregido los malos hábitos; todo lo más, los ha frenado por falta de financiación o, simplemente, ha forzado a practicarlos de manera más discreta.

jueves, 28 de junio de 2012

Otros bancos

Cada vez se habla más de la Banca Ética, y poco a poco se van conociendo y difundiendo alternativas como la de Fiare y  Triodos. Pero no está de más conocer también otros modelos diferentes a la banca convencional, otras maneras de organizar el ahorro y la cooperación, para poder tener más herramientas con las que transformar el sistema financiero. Por eso es interesante el siguiente post que copio de Insurgente.org:



¿Cómo podría funcionar un banco sin intereses?...O mejor, ¿cómo funciona un banco sin intereses? 
 
El banco sueco JAK utiliza un método interesante para distribuir el dinero entre los que quieren ahorrar y los que necesitan tomar prestado.

El banco JAK es una cooperativa de 30.000 miembros los cuales se prestan dinero unos a otros, la cosa empezó a pequeña en los años 60 pero actualmente el volumen de ahorros y prestamos es tal que es posible financiar hasta la compra de una vivienda con JAK.

Una miembro de JAK decide pedir un préstamo de 30.000 euros a devolver en 8 años. El pago se efectúa mes a mes así que como en 8 años hay 96 meses le toca devolver 312 euros al mes. Además, y esto es lo original, mientras está devolviendo el préstamo, JAK le obliga a ir ahorrando otros 312 euros al mes, que pasados 8 años se convertirán en un ahorro de 30.000 euros.

En resumen:

Cada mes se pagan 624 euros:

- 312 para ir devolviendo la deuda.

- 312 como ahorro obligatorio en JAK.

¿ Por qué obliga JAK a ahorrar en el banco la misma cantidad que se ha prestado? Bueno, pues para que siga funcionando el mecanismo y nuevos miembros puedan ir tomando nuevos prestamos. Una vez devuelto el préstamo, los 30.000 euros ahorrados en JAK se pueden retirar de allí con total normalidad.

Así que recibes 30.000 euros de préstamo, pagas 60.000 a JAK, pero al final del todo te dicen que tienes una cuenta con 30.000 esperándote.

Para los previsores, JAK ofrece la posibilidad de ir ahorrando de antemano e ir acumulando “puntos de ahorro”. Estos puntos que se generan no desaparecen nunca (incluso aunque se saque todo el dinero del banco) y se pueden usar para suavizar el “ahorro obligatorio” a la hora de devolver un préstamo.

JAK funciona sin intereses pero necesita cargar una tasa administrativa a los préstamos de la cual no he hablado todavía. Ahora bien, esta tasa es siempre lo mas pequeña posible contando con que el banco tiene que pagar sus impuestos, sus seguros y a sus empleados. ¿Por qué es lo mas pequeña posible?, por que JAK no tiene ni propietarios que se quieren llevar su cuota de beneficios ni ahorradores que quieren “sacarle rentabilidad a su dinero” (es decir, que el dinero trabaje por ellos). No, los dueños de JAK son los 30.000 miembros de la cooperativa que no hacen ningún reparto de beneficios porque minimizan gastos precisamente para no tener beneficios y así poder optar a préstamos más razonables cada vez.

¿Y quién dirige JAK? Una junta directiva elegida democráticamente por los miembros.

¿Es JAK utópico? No, porque está funcionando y hay gente se esta financiando viviendas, viviendas reales, sin tirar el dinero pagando intereses.

¿Hay alguna pega? Sí, que de momento JAK solo funciona en Suecia y miman tanto cada pasito que dan que todavía no se han planteado salir al extranjero.

miércoles, 27 de junio de 2012

El lugar de los ausentes

Acá va un vídeo realmente excepcional para reflexionar sobre el lugar que dejamos a quienes sufren la extrema pobreza en las luchas transformadoras, y para desde ahí asumir el reto que supone el construir junt@s alternativas que nos permitan no dejar a nadie fuera de la lucha por la dignidad y los derechos humanos.


Foro Social : Darle su lugar a los ausentes from Unheard-voices.org on Vimeo.

martes, 26 de junio de 2012

Negro(s)

Del libro "Los hijos de los días", de Eduardo Galeano:

"En el año 2001, resultó sorprendente el partido de fútbol entre Treviso y Génova. Un jugador del Treviso, Akeem Omolade, africano de Nigeria, recibía frecuentes silbidos y rugidos burlones y cantitos racistas en los estadios italianos. Pero en el día de hoy, hubo silencio. Los otros diez jugadores del Treviso jugaron el partido con las caras pintadas de negro".

jueves, 21 de junio de 2012

En clave de Sol

Una convocatoria interesante para esta misma tarde desde el grupo de Solfónica, que nació el año pasado a raíz del 15m:

¡Hola!


Somos la Solfónica. Nos gustaría hacer llegar esto a todo el mundo [lo que atañe también a los que sois solfónicxs y ya lo sabéis viene en el tercer párrafo ;-) ] ...

Hemos sido invitadas por el Círculo de Bellas Artes a participar en su velada de "Las Noches Bárbaras" dedicada a músicxs callejerxs, el 21 de junio -día de la música-. Se trata de un evento gratuito, que lleva 8 años organizándose. Nos propusieron abrir la noche, tocando a las 21:30 en el vestíbulo. Tras hablarlo mucho, decidimos participar, a condición de tocar en la calle y sin aceptar un dinero que se nos ofrecía; tocaremos al lado de la entrada, en el porche delante de la librería. 

Tomamos esto, por un lado, como altavoz que haga llegar lo que proponemos a personas que no son (necesariamente) las que nos escuchan cuando hacemos algo en el contexto del 15M. Así mismo es una forma de llevarlo a "casa" de aquellos que en último término queremos que nos escuchen: el evento estará patrocinado por el INAEM y, en general, el CBA está subvencionado por Ayuntamiento, Comunidad -cada vez menos- y Ministerio -ya prácticamente nada-. Por último, consideramos que es una oportunidad de poner en contraste nuestra forma de hacer arte y despertar mentes con otras; no se trata de un ataque al CBA, ya que entendemos que por esa noche se prestan a ser escenario en el que se propongan múltiples puntos de vista, con los que diversos músicos de la calle sugestionarán al que escuche. El Círculo contiene y da soporte desde hace años a una intensa y valiosa actividad cultural, pero no deja de tratarse de una Institución de cultura entre cuatro paredes con detector de no-socios, de financiación pública: esa acerca de cuya gestión tenemos tanto que decir.

Os "pedimos" :-)  dos cosas:  

1) ¡Que vengáis y difundáis! Porque se trata, también, de mostrar el respaldo que tienen nuestras reivindicaciones y cuál es nuestra forma de expresarlas: a través de la música, haciéndolas explícitas (también podremos hacerlo en los micros) ..... ¡¡y tomando la calle!!  Así que, venga, ¡¡¡que llenemos de la puerta del Círculo a C/Alcalá, p'arriba y p'abajo!!! ¡¡hasta el Ministerio de Educación y el Banco de Ejjjpaña !!!!

2) Que nos mandéis casos concretos que queráis denunciar y apoyar, para aprovechar la importante cobertura mediática que -por lo visto- tendrá el evento. La idea es nombrar o referir en pancartas, directa y concisamente, casos flagrantes: pues que si de la biblioteca "X" que se cargan, el servicio social/escuela/ambulatorio/etc. "W" que privatizan, el conservatorio "Y" que cierran, el centro social okupado "K" que desalojan, los contratos que precarizan en "Z", etc. ..... (no sólo casos actualísimos, también pasados, decidnos de cuándo).

Tenemos hasta el jueves a las 11:30h para que enviéis lo que sepáis y tener tiempo de imprimir pancartas.

Por cierto: hoy hace 1 año que las marchas madrileñas confluyeron en Sol por vez primera y por tanto también 1 año que la Solfónica tocó por primera vez, en Neptuno.  ¡NOS FELICITAMOS A TODXS!

Gracias  .... gracias     ......  ...   ..   por todo. a todxs. de todxs. entre todxs.  juntxs  ........  
--
Coro y orquesta Solfónica

martes, 19 de junio de 2012

Deudas

Dentro de unos pocos días sale un amigo tras haber pasado nueve meses en prisión. Como se suele decir, habrá saldado sus deudas con la sociedad, y tendrá la oportunidad de empezar de nuevo. O mejor dicho, de empezar desde lo viejo. Porque aunque él haya pagado su deuda con la sociedad (lo que no va a impedir que quede ya marcado para siempre por su paso por prisión, como un estigma inborrable), la sociedad no parece muy dispuesta a hacer lo mismo. De hecho, parece que ni siquiera reconoce esa deuda, primer paso para poder resarcirla. La sociedad, es decir, nosotr@s, no reconocemos el daño que le hemos hecho a esta y a otras personas al no haber puesto todos los medios posibles para que cada niñ@ que pasa por la escuela pueda sacar el máximo provecho de la misma (en muchos casos, ni siquiera aprender a leer y a escribir, con las consecuencias que eso conlleva); no reconocemos el daño que le hemos hecho, a esta y a otras tantas personas, por haberle encerrado en un sistema meramente asistencial sin permitirle aportar lo mejor de si mismo a través de un trabajo con el que pudiera mantener a su familia y al mismo tiempo sentirse parte activa y productiva de la sociedad; no reconocemos el daño que produce, a estas y a otras tantas personas, un sistema de acceso a la vivienda que vuelve a esta inaccesible para quien no tenga dinero, salvo a través de la escasa vivienda de protección oficial, que se termina convirtiendo en una herramienta para la domesticación y sumisión del que es diferente; no reconocemos el daño que le hemos hecho a esta persona y a su familia, como a tantas otras familias, al encerrarle en la cárcel sin asegurar médios básicos y dignos de vida para su mujer y sus hij@s, que han pasado 9 meses en medio de la más absoluta precariedad.

No. Nadie se acercará a pagar nuestras deudas. Ni siquiera a disculparse. Además, se le recordará que tiene que "portarse bien" a partir de ahora y "no hacer tonterías". Pero se encontrará de nuevo dentro de un sistema en el que much@s darán respuestas tontas a problemas muy serios, y en el que pocos se portaran bien con él.

Un buen ejemplo a nivel más macro es el caso de la deuda griega, de la que tanto se habla, pero sin señalar la deuda que se está contrayendo con el pueblo griego, y que se está cobrando sus intereses con el aumento de suicidios, contagio del VIH, etc. ¿Alguien asumirá sus responsabilidades a este nivel?

Pensaba en todo esto esta tarde mientras leía una de las primeras carta del Subcomandante Marcos, que desde otra realidad muy diferente lanzaba preguntas ya hace más de 15 años que siguen haciendo eco por todas partes mientras se sigue persiguiendo y castigando a quienes no pueden soportar más tanta violencia como reciben cotidiana y continuamente:

"¿Quién tiene que pedir perdón y quién puede otorgarlo?

¿Los que durante años y años se sentaron ante una mesa llena y se saciaron mientras con nosotros se sentaba la muerte, tan cotidiana, tan nuestra que acabamos por dejar de tenerle miedo? ¿Los que nos llenaron las bolsas y el alma de declaraciones y promesas?

¿Los muertos, nuestros muertos, tan mortalmente muertos de muerte "natural", es decir, de sarampión, tosferina, dengue, cólera, tifoidea, mononucleosis, sarampión, tétanos, pulmonía, paludismo y otras lindezas gastrointestinales y pulmonares?

¿Nuestros muertos, tan mayoritariamente muertos, tan democráticamente muertos de pena porque nadie hacía nada, porque todos los muertos, nuestros muertos, se iban así nomás sin que nadie llevara la cuenta, sin que nadie dijera, por fin, el "¡YA BASTA!" que devolviera a esas muertes su sentido, sin que nadie pidiera a los muertos de siempre, nuestros muertos, que regresaran a morir otra vez pero ahora para vivir?

¿Los que nos negaron el derecho y don de nuestras gentes de gobernar y gobernarnos? ¿Los que negaron el respeto a nuestra costumbre, a nuestro color, a nuestra lengua? ¿Los que nos tratan como extranjeros en nuestra propia tierra y nos piden papeles y obediencia a una ley cuya existencia y justeza ignoramos?

¿Los que nos torturaron, apresaron, asesinaron y desaparecieron por el grave "delito" de querer un pedazo de tierra, no un pedazo grande, no un pedazo chico, sólo un pedazo de tierra, no un pedazo grande, no un pedazo chico, sólo un pedazo al que se le pudiera sacar algo para completar el estómago?

¿Quién tiene que pedir perdón y quién puede otorgarlo?

¿El presidente de la República? ¿Los secretarios de Estado? ¿Los senadores? ¿Los diputados? ¿Los gobernadores? ¿Los presidentes municipales? ¿Los policías? ¿El ejército federal? ¿Los grandes señores de la banca, la industria, el comercio y la tierra?

¿Los partidos políticos? ¿Los intelectuales? ¿Galio y Nexos? ¿Los medios de comunicación? ¿Los estudiantes? ¿Los maestros? ¿Los colonos? ¿Los obreros? ¿Los campesinos? ¿Los indígenas? ¿Los muertos de muerte inútil?

¿Quién tiene que pedir perdón y quién puede otorgarlo?"

¿Qué es la Oficina Precaria?

Un recurso que tristemente se hace muy necesario en estos tiempos que corren...



Sede Madrid Centro
EPA Patio Maravillas.
 Miércoles de 19:00 a 21:00
Calle del Pez, 21, Noviciado, 1ª Planta Derecha



En un contexto donde paro y precariedad son dos caras de la misma moneda, la oficina precaria nace como un espacio de coordinación para trabajadores precarios y desempleados. Una herramienta útil y gratuita para que los trabajadores y trabajadoras intermitentes nos organicemos desde la cooperación y la solidaridad. Si estás harta de ser explotada por sueldos de miseria, si eres un becario que trabaja 8 horas al día produciendo como un fijo, si estás en paro después de un curro de tres meses sin contrato, si trabajas 10 horas y sólo cotizas 4... Ha llegado el momento de pasar a la acción. 

El proyecto se compone de las siguientes herramientas
  • Asesoría legal: Aquí puedes conseguir información gratuita sobre tus derechos como trabajador, teniendo en cuenta que en muchos casos nuestras condiciones laborales precarias están fuera del marco legal vigente. Puedes informarte sobre las condiciones laborales, tu situación concreta y se facilitará el contacto con abogados para denunciar formalmente a la empresa si lo consideras oportuno.
  • Denuncia los abusos: La situación laboral de l@s precari@s está invisibilizada ante la sociedad. La única manera de conseguir mejoras que nos sirvan al conjunto de los trabajadores precarios pasa por la visibilización de nuestra situación mediante la denuncia pública. El objetivo es, por un lado, conseguir mejoras para l@s trabajadores en la propia empresa y, por otro, hacer visibles nuestras reivindicaciones para dignificar la situación del conjunto del trabajo intermitente. 
  • Precajobs: Esta herramienta, diseñada por el proyecto aLabs, permite denunciar las ofertas de trabajo más precarias que se encuentran en Internet. Precajobs posibilita establecer un ranking con las ofertas más denigrantes, proporcionando una información muy útil para desprestigiar a las empresas que se quieren aprovechar de nuestra situación.
  • Empleo Cooperativo: Confiamos en las cooperativas como una solución estructural a la precarización de las condiciones laborales. Aquí podrás conectar con las cooperativas que existen en tu ciudad, asesorarte sobre el procedimiento necesario para montar tu propia cooperativa y acceder a información sobre el mundo de la economía social y las cooperativas.
  • D de Derechos: Paralelamente al desarrollo de un modelo alternativo, exigimos unos derechos mínimos que mejoren nuestra situación laboral. Estos derechos están orientados a paliar la actual desprotección que vivimos aquellas personas que alternamos periodos de trabajo precario con periodos de formación y desempleo. Estos son nuestros rezos a San Precario. Estas son nuestras exigencias en construcción.
  • Monta una oficina: De momento la sede física de la Oficina Precaria está ubicada en Madrid. Para que la herramienta sea realmente útil es necesario que se desarrollen otros nodos que se coordinen con nosotros para desarrollar una red de oficinas. En tu ciudad, en tu barrio, en tu centro de estudio... Aquí te proporcionamos los pasos a seguir para establecer un nodo de la Oficina Precaria y colaborar con nosotras.
  • Autoformación: En este apartado recogemos documentos producidos por nosotros o por otros colectivos que aportan conocimientos imprescindibles para adquirir conciencia de nuestra situación y nuestros derechos. Sólo estando informadas podremos plantarle cara a la precariedad. Su mejor arma es nuestra ignorancia.

¿A quién va dirigida la oficina precaria?


 A todos los trabajadores temporales, becarios, falsos autónomos, a tiempo parcial... A aquellos trabajadores y trabajadoras cuyas condiciones laborales les imponen una dificultad para organizarse a través de los cauces sindicales tradicionales. A aquell@s que alternamos periodos de trabajo precario con periodos de formación y desempleo. Entendemos que esta situación afecta especialmente a los jóvenes, pero gracias a las últimas reformas laborales se está extendiendo progresivamente a toda la población.

¿Por qué una oficina precaria?


Porque las condiciones de trabajo en este país se están empeorando a ritmo galopante, y los que más lo estamos sufriendo somos aquellos que no tenemos contrato fijo. Porque sabemos que la temporalidad laboral ya no es temporal. Porque creemos que la acción colectiva y organizada es indispensable para mejorar nuestras condiciones laborales. Porque consideramos que los trabajadores y trabajadoras precarias tienen dificultades a la hora de sindicarse en estructuras estables y necesitan de una herramienta más flexible.

domingo, 17 de junio de 2012

Mojate por la vivienda

Una convocatoria para frenar un desahucio  (Lunes 18 de junio, 10:00 h, C/ Francisco Salas 29, Estrecho (Mapa)) de un espacio poco conocido pero muy significativo, lean a continuación...


Desde “La Tribu” a los pueblos del mundo:

Somos un grupo de personas que un día decidió organizarse para dar sentido y coherencia a su vida, como no teníamos casa decidimos entrar en una casa vacía en la Calle Francisco Salas 29. La casa estaba sin ventanas, sin baldosas, sin electricidad, ni agua corriente. Este edificio tenía goteras y comenzaba un proceso de deterioro que estaba creando ya serios problemas antes de que lo encontráramos. Después de que el antiguo propietario nos diera permiso, pues no tenía mucha mas opción, nos pusimos a trabajar duro y acondicionamos 10 espacios donde creamos habitaciones individuales. Se trataba de un almacén de uso industrial que tras una obra ilegal (sin permisos) se trasformo en lo que serian apartamentos de 30 metros cuadrados. Son 25 apartamentos en los que cocina, salón y dormitorio son uno y además existen 4 viviendas sin ventana que algún día alojarían a personas. Lógicamente estas últimas las usamos como almacén. Además tenemos una cocina colectiva y nos organizamos para comer juntas. Por lo tanto pusimos agua, luz, baldosas, azulejos, alegría, buen trato, plantas y mucho amor.

Ahora nos enteramos que caixa Manlleu pide ejecutar el desahucio de la vivienda que construimos con nuestro sudor y esfuerzo. Intentamos negociar una solución y se niegan a la negociación. Pedimos tiempo, coherencia y justicia al Juzgado nº32 y este nos niega una vista para hablar del derecho fundamental a la vivienda. Su respuesta es un papel en nuestra puerta una semana antes de que se haga efectivo el DESAHUCIO.

No nos parece justo que quieran expulsar de su casa a 10 personas y que la justicia ni tan siquiera nos escuche. Tampoco nos parece justo que los derechos fundamentales como el de la vivienda estén por debajo del derecho a la propiedad privada, además esta no va ser utilizada, sino que va a caer en el abandono y la desolación.

Creemos que sin la lucha activa y la acción directa no consigues ningún objetivo por muy legítimo que este sea por eso convocamos a todas las personas y animales a una concentración en la puerta de nuestra querida casa el día que se hace efectivo el alzamiento. Por eso el Lunes 18 de Junio a las 10:00 am. te invitamos a dicha concentración en la calle Francisco Salas 29. Con el lema MÓJATE POR LA VIVIENDA, queremos que vengas con traje de baño y dispuesta a divertirte en una acuática fiesta.

Invita a tus amigxs y no te lo pienses más…

!MÓJATE TU TAMBIÉN!

También han escrito una carta abierta a jueces, banqueros y demas autoridades, que podéis leer a continuación y no tiene desperdicio:

jueves, 14 de junio de 2012

Alternativas económicas, Economías alternativas

Continuando con  lo escrito ayer, acá va una convocatoria para una mesa redonda donde se van a hablar de otras maneras de organizar la economía, partiendo de experiencias concretas que tienen ya un buen recorrido. Acá va la convocatoria:


Mesa redonda de alternativas económicas frente a la crisis del capitalismo

Fecha y Hora
Vie, 15/06/2012 - 19:00 - 21:00

Lugar de la actividad: 
Museo Reina Sofía (Sala Sabatini) Calle de Santa Isabel, 52 Madrid 28012 
Son muchos los motivos que nos obligan, ahora más que nunca, a dibujar alternativas económicas a este sistema económico cruel y en crisis estrultural, dominado por el 1%, enfrentado al 99%, que pongan el desarrollo de las personas, la solidaridad, la cooperación y el valor social frente al económico en el centro.

Por este motivo, coincidiendo con el encuentro anual de REAS red de redes, que se celebra en Madrid los días 15 y 16 de junio.




Sumergidos en la crisis

Pero no en la económica, que es la cortina de humo que se aprovecha para esconder y justificar el saqueo a todos los niveles que venimos sufriendo, sino en la crisis ética y moral que nos ha llevado a la situación actual (a cualquiera que le cuentes como se ha ido construyendo todo este proceso, parece un chiste, como cuenta Isaac Rosa, pero la verdad es que no tiene ninguna gracia). 

En realidad esta afirmación no es nueva, ya much@s la hgan venido apuntando desde hace tiempo (aparte de los Roucos de siempre que aprovechan para llevar el tema a su terreno mientras hacen la vista gorda sobre el establecimiento de condiciones socio-económicas que golpean tan dura como continuamente a tantos y tantas). Por eso es importante recordar y reafirmar las propuestas que apuestan por una renovación no sólo económica, sino también ética. Así, por ejemplo, y aunque es algo arduo, merece la pena revisar el informe sobre la legitimidad de la deuda española realizado por Agustín G. Turiel, inspector de Hacienda. Porque en el debate frente al discurso sobre "imposibilidades" y "sostenibilidades sistémicas" es importante ofrecer fundamentos alternativos, basados en que no podemos seguir dejando funcionar a la economía a su libre albedrío, sino que es necesario anclarla de manera permanente a la ética. Si la economía no se sostiene sobre fundamentos éticos, no merece sino hundirse, o si no seguirá hundiendo y machacando la vida de demasiadas personas. Así, es necesario plantear de manera radical el derecho al impago de la deuda ilegítima y la necesidad de un nuevo sistema económico y monetario.

Ejemplos de cómo se ha construido este sistema pisando sin miramientos a todo el que se ha podido hay muchos, pero uno especialmente significativo lo ofrece el tema de las participaciones preferentes, producto financiero complejo sobre el que había instrucciones precisas de que sólo se podía ofrecer a personas con conocimientos suficentes sobre economía, y que sin embargo se difundieron sin ton ni son, aprovechándose de la confianza de muchas personas que firmaron los contratos sin ser conscientes de lo que estaban haciendo (incluso se han encontrado contratos firmados con la huella dactilar, es decir, por personas que no saben escribir su nombre). Así hasta llegar al punto de generar un "corralito" a la española entre quienes cayeron en la trampa.

Así no es de extrañar que se convoque una manifestación este sábado 16 de junio con el siguiente cartel:



 Pero... ¿qué puede ser esto de la ética en estos tiempos que corren? Para mí, una respuesta interesante por cómo abre el diálogo sobre el tema la recoge Bauman en su libro "Ética Postmoderna":

"La ética postmoderna es la ética de la caricia. La mano que acaricia siempre se mantiene abierta; nunca se cierra para "asir"; toca sin oprimir, se mueve obedeciendo la forma del cuerpo que acaricia...

(...)

La caricia, la actividad del deseo, no tiene intención de "poseer, capturar, saber"; si ése fuera el caso, la caricia apuntaría a aniquilar la alteridad del Otro y, por consiguiente, a su autodestrucción."

Otra lógica totalmente distinta, ¿no? Quizás por eso se hace tan necesaria actualmente.

martes, 12 de junio de 2012

Es el momento

 Anda circulando esta invitación a apoyar que se establezca el Impuesto a las Trasnsacciones Financieras.¡El vídeo no tiene desperdicio!

¡Que los especuladores paguen impuestos! 

Por comprar y vender en las bolsas no se paga impuestos.

"Los mercados" pueden especular sin pagar impuestos.

Un impuesto a las transacciones financieras (ITF) reducirá la especulación y conseguirá recursos que permiten combatir los recortes de gastos sociales, financien la lucha contra la pobreza y ayuden a la reducción del cambio climático.

El día 22 se reune el ECOFIN para decidir si lo van a aplicar en Europa.

Entra en el  http://www.itfya.org/web/guest/home  y firma, si despues de ver el curioso y breve video estas de acuerdo con él.

domingo, 10 de junio de 2012

Los que piden austeridad


De nuevo, como en tantas otras ocasiones, El Roto vuelve a explicar mejor que nadie la hipocresía de quienes toman la bandera de la austeridad. Porque sólo desde esos palacios se puede mezclar sin despeinarse la subida de tasas que hace aún más exclusivistas las escuelas públicas infantiles de primer ciclo (para las familias con menos recursos se pasa de pagar 50 euros al mes a 140 en menores de 1 año, más el comedor, que habrá que ver si hay becas y cómo se dan, y que es en torno a 90 euros más. A ver quién puede con eso... Ya ni siquiera hay que dejar espacio para la escuela privada, la pública ya se enfoca a quién pueda pagarla bien pagada) y el pago del 30% de la pensión para quienes vayan a los centros de día,  con la bajada del sueldo de políticos y altos cargos, por más que ésta sea del 10%. Porque no es lo mismo quitar aunque sean unos pocos euros a una pensión no contributiva de 357 euros al mes, bastante por debajo del umbral de la pobreza, que rebajar algunos cientos y dejarse el sueldo en 80.000 euros al año, lo que permite seguir viviendo con mucho desahogo (tanto que es posible decir en voz alta que no se sabe lo que se cobra... al que cobra menos de 1000 euros al mes seguro que los tiene bien contados).

Así no nos debería extrañar escuchar cosas tan insultantes como la que dijo la portavos de la comisíón de empleo del PP en el Congreso, "No hace falta comer marisco y caviar para estar bien alimentado". O que el rescate recién aceptado no va a tener consecuencias en la ciudadanía, cuando ya se vienen sufriendo desde hace tiempo y siguen creciendo, sobre todo en las clases sociales más castigadas. Pero claro, es difícil descubrir la cantidad de gente que busca en los contenedores cuando se vive encerrad@ entre paredes robustas. ¿De verdad se puede esperar algo sensato de esta gente?

Para sacar un poco la mala leche que a uno se le queda con estas cosas, una invitación: visitad el blog gráfico "El Estafador", que se presentan de una manera bastante más honesta:

"Todos los días te engañan constantemente con noticias amañanadas según intereses que desconoces.

Desde los políticos hasta el mismísimo hombre del tiempo te timan y tú sigues ahí, contento, informado e incluso tertuliano, cuando te tomas ese café a mitad de mañana con tus compañeros de curro.

Nosotros también te queremos estafar con la información. Pero al menos somos claros desde el principio. Estafamos, sí, pero con gracia."

miércoles, 6 de junio de 2012

Aparatos y poderes

Sigo con mi afición al corta y pega, esta vez de un artículo de Montserrat Galcerán aparecido en Diagonal, que hace una revisión sencilla pero muy clarificadora de los procesos actualmente en marcha y horizontes a los que se podría apuntar:



MONTSERRAT GALCERAN / Militante social, ensayista y profesora de Filosofía

Decían los clásicos que una situación revolucionaria se caracteriza por la existencia de un doble poder: el poder del Estado, expresado en sus instituciones gubernativas tales como el Ejecutivo, la policía, los tribunales de Justicia y los Parlamentos; y de otro lado la pléyade de asociaciones, consejos, comunas o colectivos en los que ‘el pueblo’ se organiza, debate y emprende las correspondientes acciones. Durante una revolución esos dos poderes coexisten; históricamente el proceso termina cuando uno de ellos triunfa, ya sea por un golpe de la contrarrevolución que restaura la situación anterior, ya sea por un avance de la revolución que crea nuevas instituciones.

Así fue en las revoluciones clásicas, en las que el conflicto terminaba con un enfrentamiento armado. La novedad de los procesos constituyentes a finales del siglo XX y en el XXI, especialmente en América Latina, es que los movimientos sociales logran construir plataformas políticas con las que acceder al poder del Estado por la vía electoral, pero el doble poder perdura en convivencia tensa con el poder estatal. El poder colectivo no desaparece en las instituciones estatales ni se agota en los procesos electorales, manteniendo siempre un ‘contra-poder’ en acto en el que se expresa la potencia colectiva desafiando el poder institucionalizado.

Pero mientras que en América Latina, tras una década de endeudamiento y de chantaje, han sabido reaccionar, en Europa se ha dado un movimiento inverso. Ante una izquierda estupefacta y temerosa de conjurar los viejos fantasmas de la revolución, los sectores neoliberales han impulsado una auténtica “revolución conservadora” utilizando para ello todas las palancas del Estado. La estrategia neoliberal victoriosa podría esquematizarse en varios pasos que han ido siguiendo meticulosamente en los últimos decenios: primero se lanza una campaña de desprestigio de los servicios públicos y de los discursos tradicionales de izquierda aprovechando hasta el último resquicio de sus debilidades; a continuación se conquistan espacios en las instituciones públicas lanzando desde ellos operaciones de gran calado que les refuerzan económicamente y les reportan cierta popularidad. En Madrid tenemos abundantes ejemplos con la construcción de infraestructuras, con la ingente cantidad de dinero público gastado en las campañas para las Olimpiadas, con la creación de los hospitales de gestión privada, con las ventajas para las escuelas y universidades privadas... Una vez instalados en el Estado se pone en marcha una espiral virtuosa por la que la magnitud de sus proyectos alimenta su prestigio hasta que estalla la crisis y se pone de manifiesto la endeblez de todo ello y, lo que es más importante, la magnitud de la deuda. Como consecuencia del endeudamiento se impone la austeridad y los recortes.

Lo curioso de este modo de hacer política es que los aparatos del Estado son los agentes de la privatización, la mercantilización y el endeudamiento y, ahora, de las medidas de recorte del gasto. Aunque el discurso siga siendo el del “hombre que se hace a sí mismo” del liberalismo clásico, nada tiene que ver con el poder económico y político que los sectores neoliberales ejercen desde sus puestos públicos y canalizan en provecho de sus empresas y consorcios, subcontratando los negocios a las empresas amigas y alimentando la corrupción política. Esta política, desgraciadamente, va más allá de las siglas puesto que, a pesar de sus diferencias de estilo y a veces de discurso, los dos partidos mayoritarios han operado del mismo modo, haciendo del poder público institucional una palanca para los negocios del grupo. De ahí el rechazo de las estructuras políticas actuales y la necesidad de construir un poder colectivo constituyente. La deuda pública, la mal llamada “deuda soberana”, no es pues una deuda que se haya generado para dar a los ciudadanos mayores o mejores servicios públicos sino que, en gran parte, es una deuda consuntiva que se suscribió para pagar esas mismas contratas que financiaban las campañas electorales, o las grandes infraestructuras o los eventos mayúsculos de los últimos años. Es una deuda que nada tiene que ver con el bienestar de los ciudadanos aunque haya sido suscrita por las administraciones públicas en un marco de legalidad.

domingo, 3 de junio de 2012

Jugando con la soga

Resulta indignante, por no decir repugnante, todo lo que se mueve en torno a Bankia durante las últimas semanas. Así, no es raro que se empiecen a organizar movimientos de protesta, algunos simbólicos, como las caceroladas a la puerta de los bancos, otros que pretenden tener más recorrido, como toda la dinámica organizada en torno a #15MpaRato.

Pero al mismo tiempo, y mientras aumentan las cifras de miles de millones que se van a inyectar en el banco para "sanearlo y luego venderlo" (en esta dinámica inagotable de socializar pérdidas y privatizar beneficios), en las sucursales de a pie se aprieta el cinturón... de sus clientes. Así, en las últimos semanas he sido testigo de como se embargaba por segundo mes consecutivo una Renta Mínima de Inserción (que por definición es inembargable) por una deuda antigua, dejando a la familia sin posibilidad de hacer frente a las facturas de piso, luz, etc.; y también de cómo a otra persona en situación de gran precariedad se le negaba el pagar la deuda que tiene a plazos (y que al dejar su cuenta en números rojos hace que no pueda cobrar la RMI, ya que cuando entra lo que hace es disminuir la deuda, pero sin llegar a pasar a positivo) para de esta manera poder disponer de un mínimo de dinero para sobrevivir cada mes. En vez de eso se valora si "concederle" un prestamo, con sus correspondientes intereses. De todo se puede hacer negocio, está claro.

Con una mano bien colocada pidiendo dinero, y con la otra apretando la soga al cuello de quienes menos recursos económicos tienen.

Cuando hablaban del posible fin de la Obra Social no sabía que se referían a acabar con quiénes podían beneficiarse esta, la verdad.