lunes, 26 de mayo de 2014

A bote pronto y sin complejos

Para nada soy analista político, ni mucho menos, pero después de los primeros resultados electorales en los que sopla por fin algo de aire fresco si que hay cosas que me apetece compartir, sin darle muchas vueltas más. Que por mucho que te líes a twitear y meterte en microconversaciones apetece expandir un poco la propia opinión... y recibir la de otros si así se tercia.

Parece inevitable hablar de la fulgurante aparición de Podemos. Ya hace tiempo compartí mis dudas y desencuentros con esta propuesta, que me sigue generando muchas dudas y mostrando muchas contradicciones, a mi entender: el tremendo protagonismo de Pablo Iglesias, por mucho "círculo" que nos cuenten; su discurso en el que tanto se habla "desde abajo", cuando su origen es un grupo de intelectuales y universitarios; su aparición espontánea y no desde una práctica militante y colectiva de base (aunque muchos de sus miembros puedan tenerla, pero a nivel individual). Y, sin embargo, al escuchar hoy a Iglesias, descubro que su discurso es potente, que engancha, y entiendo por qué puede haber llamado la atención de tantos y tantas: es claro, directo y liberado de los complejos de siempre, de ese "techo natural" que hace pensar que quienes están a la izquierda del PSOE deben conformarse con ser comparsas, secundarios siempre. Frente a eso, el "no nos ponemos techo", la voluntad de seguir sumando, de ser más, de poder tomar la riendas para así cambiar las cosas. ¿Quién no sueña con eso en esta sociedad tan llena de impotencias individuales y colectivas? Apoyado en todo el magma generado en el 15m, Podemos se lanza, veremos hacia donde...

Lo que está claro es que hay mucho que aprender de ellos. Sobre cómo comunicar, contagiar, emocionar, explicar, ilusionar... Devolver a la gente, en realidad, la esperanza de que pueden hacer algo, de que tienen cierto poder para cambiar las cosas, aunque sea metiendo un papel en una urna. Cuando escuchas luego a Cayo Lara, a IU, suena a rancio, más cercano al PPSOE y toda esa transición ya casposa que a lo que se ha venido gestando desde las plazas hace ya tres años. Dicen que están dispuestos a unirse a otros, aunque hace unos meses rechazaron la propuesta de Iglesias y compañía, ahora no les queda otro remedio. ¿Pero están dispuestos a las renuncias que eso supone?

Lo que me da más pena de todo esto es ver cómo una propuesta tan mediática y bien vendida como la de Podemos invisibiliza otras que llevan tiempo siendo trabajadas desde una base que a mi, personalmente, me cuesta mucho menos localizar, que buscan desarrollar una nueva manera de hacer política con coherencia y honestidad, que se vuelcan en la construcción colectiva de maneras muy concretas. En mi opinión, por ejemplo, no ha habido un proceso de primarias (esa palabra fetiche del momento que ha servido para enmarcar prácticas tan diferentes) tan abierto y bien aterrizado como el de EQUO, que además luego se engarzó con otros proyectos en torno a la Primavera Europea. Todo ese esfuerzo se ha visto correspondido con votos suficientes para un diputado. La fuerza mediática de la propuesta de Podemos, cinco. Esta visto que la imagen, la marca, vale más que mil esfuerzos colectivos.

Está claro que el reto es seguir avanzando en la construcción de alianzas entre un@s y otr@s. Entre quienes tienen toda una trayectoria histórica de militancia encarnada, como IU, quienes llevan tiempo construyendo una alternativa de confluencia desde la base, como EQUO, y quienes manejan con maestría el discurso y los medios de actualidad, como Podemos.

No sé si será posible, pero si creo que es lo deseable.

P.D. ¿Alguien sabe si en el proceso de formación de la coalición "Primavera Europea" se tuvo contacto con Podemos y cómo se situaron frente a esta propuesta? Con las ganas que mostraban de hacer con otros, me extrañó que no se situaran en esta línea.


4 comentarios:

Carlos dijo...

Pero si miramos mas alla de Espanha, los resultados de ayer dan mucho miedo. Francia, Reino Unido, Grecia, Hungria... Ojala estos pasos atras no sean definitivos pero me temo que en Europa nos estamos preparando para algo nada bueno.

Si miramos todavia mas alla, a los continuos enfrentamientos entre China, Japon y vecinos del Sudeste Asiatico, todavia menos que celebrar.

Yo hoy estoy un poco asustado.

Esteban dijo...

A mí también me convence más la propuesta de Equo pero empiezo a pensar que siempre estoy del lado de propuestas que son minoritarias por definición. Por otro lado me reconforta ver que el 15 M no se desvanece sino que coge fuerza en forma de diferentes propuestas. De "Podemos" sé muy poco pero la primera impresión es que son un poco populistas y comparto la sensación de que es una propuesta más cercana al "socialismo ilustrado" de lo que a ellos mismos les gustaría. Aún así, se agradece el aire fresco.
Ahora bien, a nivel europeo... Totalmente de acuerdo con Carlos: da miedito ¡La extrema derecha ganando elecciones! y una profunda división Norte-Sur. Europa nunca estuvo tan desorientada como ahora. Al final parece que los PIGS éramos los únicos que creíamos en la Unión Europea, aunque desde un proyecto muy diferente, eso sí.

Ángela dijo...

Parece ser que Podemos rechazó la propuesta de coalición que le hizo Primavera Europea...

Dani Garcia dijo...

Cuanto más se habla ahora del efecto "Podemos", más claro me queda la amenaza que supone... Acabo de ver a su jefe de campaña en un debate en la Sexta, y al escucharle hablar los comentaristas de alrededor parecen de otro siglo.

Y se habla mucho de su relación con América Latina, como si fuera una amenaza, y es que lo es. Porque independientemente de lo que luego hayan hecho unos y otros en los distintos países, lo que está claro es que esta región del planeta se atrevió a salirse del guión establecido desde los USA y demás poderes mundiales hace tiempo. Y fue un proceso contagioso de unos lugares a otros, y del que ahora podemos contagiarnos con esta nueva propuesta... Sinceramente, cada vez me parece que esto se pone más interesante.

Sin quitar hierro a lo que decís del FN y demás. Pero es que eso es fruto de la ineptitud de los grupos de siempre, y en concreto de lso socialistas franceses en este caso. Por eso es interesante que haya otros grupos que hablen en el idioma de la gente, que conecten con sus necesidades y sueños, y no dejarlo como terreno abonado a la extrema derecha.